Las cejas que te favorecen según tu rostro

Unas cejas mal definidas cambian totalmente la expresión de nuestro rostro. Debemos saber que tipo de cejas nos favorecen, no deben ser demasiado finas ni demasiado gruesas, y sobre todo deben de tener un aspecto natural.

Si aún no sabes que tipo de cejas te favorece sigue leyendo:



  • Si tu cara es redonda, el fin de tus cejas será alargar tu rostro. Lo ideal es unas cejas arqueadas con un ángulo alto y alargadas.
  • Si tu cara es cuadrada lo que más destaca es tu frente y tu mandíbula, por lo que nuestro fin es suavizar. Te favorecen las cejas anguladas con forma de arco y el pico bastante marcado. 
  • Si tu rostro tiene forma de corazón, es decir, tu barbilla es puntiaguda, debes evitar las cejas muy planas, debes darle una ligera forma redondeada.
  • Si tu cara es alargada debes optar por unas cejas más rectas que no te alarguen aún más la cara.

 Además os dejo otros consejos para llevarlas siempre a punto:




- No las lleves nunca demasiado separadas o juntas, influirán mucho sobre tus ojos y harán que se vean más separados o juntos.
- Si tienes ojos envejecidos, las cejas gruesas o excesivamente finas dan la apariencia de mayor edad, y en estos casos hay que delinear las cejas formando un arco suave, pero que no se extienda más allá de la esquina exterior natural del ojo.
- Si tienes una cara pequeña, no lleves nunca cejas demasiado llamativas, tu cara se verá desproporcionada.
- Si tus ojos están hundidos, opta por cejas finas con el extremo exterior ligeramente elevado para conseguir que se vean más, y que de esta manera tu mirada se vea más alegre.
-Si tus ojos son saltones, llevalas gruesas pero muy bien peinadas y con el arco discreto, poco marcado.
- Si tienes cejas rebeldes, fijalas con un poco de gel, vaselina, laca fijadora, o máscara de pestañas transparente, y cepillalas con un pincel hasta que tengan la forma que buscas.
- Si vas a depilarlas, trata de hacerlo a la luz del día para no cometer errores, además por la mañana y en especial después de una ducha, la piel está más suave y con los poros abiertos para facilitar el depilado.
  - Si tus cejas son poco pobladas o de color muy claro, retocalas con un lápiz de ceja de color similar, o sombra de ojos, siempre evitando que queden recargadas y poco naturales.
- No uses métodos de depilación que no has probado, sea cera, hilo, y demás, depila con pinza, y al terminar aplica crema humectante para calmar las rojeces que puedan quedar.



 Ya veis que encontrar nuestro tipo de cejas no es nada complicado.

Un saludo, Tamara.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta que te ha parecido